Chuso Ordi
> editorial > exposición > film > microfilm > bio > blog > contacto chusooc@yahoo.es

Ràfegues
Processos Oberts 03 (Hiperpop)
Terrassa 2006

Ràfagues fue un proceso de trabajo realizado durante la primer mitad de 2006 en P_O_03 Hiperpop, comisariado por Àlex Mitrani y Eduard Pérez Soler. En esta convocatoria participaron Azucena Vieites, Francesc Ruiz, Pauline Fontdevila y Nuevos Ricos.
Parte de este trabajo procesual fue la articulación de un blog, dentro de la misma web de la muestra. En este blog se contaban las andanzas de Mr. X, y fueron la base de los posteriores clips emitidos por Canal Terrassa TV y de la exposición final.
Recojo aquí una selección del blog que pretendía ser una puerta abierta a un publico que de una manera u otra participaron, modificaron, reconstruyeron o apropiaron de las andanzas de Mr. X.... y de las mías. Cómo se dice en una parte del blog "es mejor coger aire antes de mirar, para no asustarnos. Desde cualquier pixel es posible entrar en el inframundo y de la manera más inesperada".

> Blog (todo es posible)
> Sala Muncunill
> Libro
> Clips (Terrassa TV)

 


_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
Chuso Ordi Todo es posible 16/03/2006

Hola, aquí empiezo. Me pongo las gafas de sol, la luz de los neones me ilumina, y aunque es de noche, su luz es muy fuerte... pulso el botón de mi mp3: Dance! de E.S.G. Es viernes por la noche y mañana es fiesta, todo es posible....

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
Chuso / la noche de que te hablé 22/03/2006
Mr. X me envió el domingo por la tarde su visión de la noche Fea. (bueno, yo creo que no tan fea). La verdad es que hay algunas imágenes en las que me veo reflejado, creo leer su pensamiento. Cuando bebes un poco más de la cuenta el espejo se abre y entras en él. Aunque no creo que tan solo sea el alcohol... hay algo dentro que te abre la puerta. Sí, le perdí de vista durante algunos momentos, pero me imaginaba que estaba maquinando algún asunto. Por los comentarios que a veces me hace, un poco incomprensibles si no accedes a su particular visión del mundo, diría que soy yo mismo quién los hace, y es por eso que cuando me lo encuentro le pregunto "cómo estás hoy?"; unas veces me ha dicho que "bien", otras "mira, ni idea cómo estoy, pero estoy", otras sólo sonrie... Bueno, aqui os dejo parte de su correo, el sonido corre de vuestra cuenta, yo le pondría a Welle:erdball y muchas voces de gente hablando y silbando de fondo.

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
Chuso Ordi 23/03/2006
Hola a todos! Le dije a Mr X que le había puesto en la weblog, espero que esto desdiga cualquier duda sobre lo que le quería decir cuando lo ví ayer, como siempre por sorpresa. Me pareció oportuno hablar de alguien a quien me gustaría descubrir. Por lo que he leido en su comentario, me imagino que el trayecto se le hizo corto porque leyó lo mismo que leí hace dos días y supongo que fue el mismo tipo quien me dio el mismo papel que a Mr X: supongo que entró en una nube (jajaja) sin tiempo ni espacio definido... a mi también me pasó, y no paré de reir, tal como me advirtieron...

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
Chuso Ordi 27/03/2006
Esta mañana tenía entre montones de spams, un mail de Mr X: "Hola, Chuso. Sigo sin ser David Bowie. Cuando llegué a casa, al salir del tren, me encontré que llovía y hacia mal tiempo: Dicen que llega la primavera, pero solo sentí de madrugada, casi amaneciendo, viento, generado por las turbinas de la noche anterior. Jajaja, no te creas que me sorprendo yo mismo de las cosas que suelen ocurrir cuando no has dejado de mirar los focos en toda la noche. Aún tengo en la cabeza una caja de ritmos y el sonido de un sintetizador. Alguien se acercó y me dijo: "tú eres de los que ceden por todo, eres muy bonachón, No dejes que nadie te plante una tienda de campaña en tu casa. No me hagas caso, estoy muy borracho. Me llamo Félix, encantado, adiós". Y pensé: "el nombre de este tío acaba como empieza el mío, pero de dónde demonios sale?? me habrá leído el pensamiento? me huelo que sí". Es buen momento para reflexionar... mmmm, ok, no es el momento idóneo, vale. De todas maneras te envié un mensaje, espero que lo hayas escuchado. No es muy relevante, pero es un mensaje y no sé explicarlo de otra manera." Y le respondí: "Yo le pregunto a la lechuza, si es verdad lo que me cuentas. Creo que tienen visión de rayos X, tienen lectores ópticos sobre el pico que te leen el código de barras jejeje. No sé si me estoy yendo de la olla, pero esto creo que te ayudará..."

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
Mr. X 28/03/2006
Hola, Juan, Hola, Natalia, Hola, Chuso, Hola, Cheshire, Hola, Charlie, Hola, Fan, Hola, Tano. Me reconforta saber que teneis nombre. Por el contrario, yo sigo con una gran X encima de mi espalda. La verdad es que hay momentos que me gusta llevarla, lo confieso. Y es que paso desapercibido, o todo lo contrario, soy una diana a la que van a dar los dardos. Creo que Félix tenía razón, dio en la diana, justo en el centro. Natalia también, pero no me siento ofendido, Juan lo sabe. Hoy hace sol, no me mintieron diciéndome que se acercaba la primavera. Sólo cabe esperar que el polen no haga de las suyas. Hoy me voy a vestir de verde, un día es un día. Sí, Chuso, me voy a vestir de verde, a ver si se me pasa un poco esta depre! Hoy estoy chafado, para variar. Te enviaré otro mensaje desde dónde esté para confirmártelo. Por cierto hace días que no te veo por Terrassa, debes estar muy ocupado. La lechuza todavía está encima del semáforo por la noche y por el día se esconde detrás del luminoso de la gasolinera. Es un buen día, para lavar la ropa, tenderla en la terraza, y no dejar de coger todos los autobuses posibles, hasta la última parada y volver otra vez al punto de origen. ¿Habrá cambiado algo a mi vuelta? ...

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
El personaje sin sombra 28/03/2006
Sí, seguro. Habrá cambiado algo o todo seguirá igual, que es lo mismo sin serlo. Espero tu aparición, bajo la mirada atenta de la lechuza. Insistente, desafiante. ¿Por qué siempre tiene que estar ahí? Se esconde y permanece al acecho... Quizás, como yo, siga esperando... esperando el tan ansiado encuentro, por fin: entrar en la historia, dejar de ser un personaje sin autor, un dibujo sin traza, una imagen sin movimiento... ¿Habrá sombra para mí algún día? ¿Habrá un rincón en un oscuro bar de una noche oscura? ¿en un sucio vagón de un trayecto indefinido? ¿Habrá una página abierta a las posibilidades infinitas también para mí? Mientras tanto, sigo arrastrando mi pena e intento en vano que tu mirada caiga sobre mí, que tu lápiz se pose un instante sobre mí, ni que sea a través de garabatos inconexos en un weblog, y sigo enviando mensajes crípticos en el breve lapso de un encuentro fortuito y casual -o no tanto-.

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
Chuso Ordi 28/03/2006
Hola, Mr X. Recibí tu mensaje hace unos días, como me dijistes. Hoy he vuelto a recibir otro tuyo desde un autobús en no sé dónde, ya tengo dos misterios que resolver, jejeje. El primero lo entendí al instante; el segundo, aún estoy en ello... Intuyo que tu depre es muy pop, también. JAJAJA no te lo tomes a mal, eh! es sólo una mala broma, hay que tener sentido del humor, si es que si no ríes.... tomamos un café este sábado u otro día? llévame dónde tú quieras, me dejo guiar. Creo que al personaje sin sombra le conoces. Me parece que yo también... mejor quedamos los tres y nos hacemos una foto en qualquier esquina, me inventaré unas cuantas direcciones y enviaré la foto en un archivo adjunto. Estoy haciendo una camiseta con tu imagen, espero que no te moleste, ya lo hablamos un día. Hoy llevo una de Ian Curtis, y otras de kraftwerk: pronto llevaré tu "X".

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
juan29/03/2006
hola mr. X. casi todos llevamos una X en la espalda, y algunos llevan una cruz, que es mucho peor. yo antes llevaba una cruz y ahora llevo una X. es más liviana.

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
inquilino 29/03/2006
Cree que ayer soñó con Mr.X., pero no está seguro. Había estado leyendo algo acerca de los efectos de superficie y el problema de los incorporles. Un vecino tenía puesto un disco de Bowie, pero no está seguro. O quizás no está segura. Y es posible que Mr.X soñara ayer con ella. O tal vez, ambos soñaron a la vez y lo mismo. Tal vez. En cualquier caso, eso es irrelevante.Todo apunta a que Mr.X. y S. son desiguales e impares, pero dos mitades del mismo acontecimento-sueño: ser soñados. (

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
Mr. X / Boys Keep Swinging 30/03/2006
De pequeño solía soñar con Elvis Presley y le decía que ya que no podía ser el rey del rock, me dejara ser el príncipe. Hablaba en inglés inventado y aporreaba una guitarra de cartón, creyendo que algún día sería como él. En mi habitación ahora duermo con Bowie en la pared, Aladdin Sane me cuida por las noches. ¿con quién soñara Bowie ahora? Sí, ayer soñé que a través de las paredes mis vecinos me absorbían a través de una caña de bambú. Crucé el paso de cebra recién pintado y fui dejando mis huellas marcadas por la acera. El butanero de Pakistán golpeaba las bombonas con una barrita de metal, y alguien le pedía desde el balcón una botella. Miré hacia arriba y de la cornisa del edificio estaba sentado yo mismo, como un ave al acecho. La ropa tendida en la terraza ya estaba seca y seguía ondeando al viento, era atardecer, eso creo. Las antenas de televisión giran en busca de una señal. El ascensor curiosamente llega hasta arriba y de él sale Bowie vestido de frac y una gran X en su espalda pintada en blanco. Cada día le visita el lobo que vive en el parque. Tengo que mirar en el google si existe, o es sólo una ilusión óptica, o una taza de café guardada en la estantería. Dejo el automático encendido, no vaya a pasar algo en mi ausencia... el último paréntesis me inquieta.

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
Chuso Ordi 30/03/2006
Steve Strange nunca había podido soñar que Bowie le llamaría para participar en el video Ashes to ashes. Él, que había hecho cola para comprar el disco de Ziggy Stardust, ahora Ziggy le pedía el teléfono de una maquilladora de confianza y buscaba su consejo. No podía creerlo... pero ocurrió!

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
inquilino30/03/2006
está sucediendo de nuevo

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
Shemsu Hor31/03/2006
En el inframundo valoramos la tranquilidad y las buenas maneras. Las buenas maneras son signo de templanza y longevidad. Miles de años atras aprendimos que desde el mas bajo y profundo mundo es desde donde mejor se divisan las nuves. Desde el inframundo los placeres son + intensos y Bowie retumba con + fuerza!

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
Chuso Ordi 01/04/2006
Mr. X, esta mediodía te prometí tomando un café que te enviaría el dibujo que te hice (de memoria) hace 14 años. Aquí lo tienes. Bueeeeno, no hemos cambiado demasiado, un poco más de tripa y más lobos que antes. Me ha costado un poco encontrarlo dentro de las 5000 carpetas mal clasificadas que corren por casa. Me quedo con la incógnita de por qué no te dibujé los calcetines... o el maletín. Te lo fotocopio y la próxima vez de lo doy. Vale, de lo que hablamos, yo veía un tiburón y una cerilla encendida; es posible que influyera lo que estábamos escuchando de fondo, tampoco le doy mucha importancia, no sé tú. Por cierto, no te pareció curiosa la pareja de la otra mesa que pidieron un zumo de naranja? hablaban de algo relacionado con el inframundo. Es algo de lo que debo pensar. Pero otro día...

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
Chuso Ordi 03/04/2006
Como tú, yo también pienso que los lunes son lo peor. En el metro a hora punta, en la cola del autobús, sentado frente al cristal de la puerta de entrada, en todos los sitios, hay una gran boca dispuesta a comerte. Es la boca del tiburón, del conductor, o del cartero. Dame un café bien cargado, porque se me caen los párpados de sueño. Dame el sonido de una batería y una camiseta nueva que ponerme, una nueva calle, una nueva ciudad, un avión que me lleve lejos.

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
Arturo Belano 06/04/2006
"En el metro a hora punta, en la cola del autobús, sentado frente al cristal de la puerta de entrada, en todos los sitios, hay una gran boca dispuesta a comerte. Es la boca del tiburón, del conductor o del cartero". Hola Chuso, soy Arturo, uno de los detectives salvajes, y sigo buscando a Cesárea Tinajero. Iba por el desierto de Sonora cuando me encontré con este texto tuyo. Sentí envidia por lo bien escrito que estaba y por eso te lanzo un reto. Ya veremos quién de nosotros dos escribe mejor. Será el público quien decida.

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
Chuso Ordi 07/04/2006
Arturo, acepto el reto. Pero creo que tú tienes ventaja, cosa que me gusta, porque intuyo que algo me vas a enseñar. Algo que ya le enseñastes a X, acaso conocedor del paradero de Cesárea. En el silencio de un desierto urbano, sigo buscando la señal. X me dijo que otra vez tiene puestos los calcetines de colores, dispuesto a caminar con sus tacones dorados de nuevo, desde el centro a la periferia. El lunes ha durado cinco días, continuando hasta hoy viernes, el día para pasear con X. Esparzo mis dibujos para que los paseantes puedan utilizarlos, los días siete de cada mes, cuando la puerta se queda sin llave por unas horas, al final de la jornada...

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
Chuso Ordi 10/04/2006
Y así fue. Mr X me preguntaba y yo contestaba, y al revés. - Ayer oí lo siguiente; eres superpacífico, y le contestaron "no, soy superviolento", los que estaban cerca se reían mucho y a mi me pareció una gran respuesta, llevaba unos zapatos brillantes. -Sí, es una respuesta del inframundo, muy directa y a la vez muy esquiva, pero que lo condensa todo. - No sabía nada de ti desde hacía días, ¿Dónde estuviste? - jajaja en las profundidades del asfalto, justo donde se ve todo más claro. - Yo me quedé en casa, viendo los anuncios de la televisión. - Buen plan para un fin de semana... -Me duché, me arreglé, pero me quedé sentado en el sofá, muy cómodo y absorto. - ¿Te dije que vi un tiburón? - El tiburón es como el amor... - Eso lo dijo antes alguien. - Todo lo dijo antes alguien, es cuestión de decirlo por primera vez. - En el momento apropiado, en el sitio adecuado. - y que sea oportuno. - Espera que em truquen al mòbil (si? tot correcte, ja està possat en el seu lloc, si voleu quedem a les deu, no puc sortir abans, vale, ens fem un truc, adéu) - Feina? - jejeje, nooo, plaer! plaer! - Llevas un libro de Bolaño? - Sí, también otro de Perec y el Charco de plástico. - Estuve conduciendo un coche blanco, quería dormir en un hotel en la autopista. - ¿Allí están las instrucciones de uso? -Por lo menos hay un cajón vacío, donde dejar la depresión. - ¿Estás haciendo algo al respecto? -Miro siempre cuando llego que esté la lechuza. - ¿Y tú, haces algo al respecto? -Ordeno el material disponible y lo clasifico por orden alfabético, de la A a la Z, y de la Z a la X. - Ahí estoy. - Lo sé. - El resto de mi vida. - Eso es muy duro, no? - Es lo que hay. - Te prometo un anuncio, te prometo poner tu imagen en un anuncio. -Jajaja como una mega star, reina de la sombra. - Ritmo 21, Auxilio de cientos. - Allí se anuncia algo, lo ves? - Sí, parece que diga "el resto de mi vida" - "Bajo el suelo hay otros mundos" - Pero están en éste... (fuimos avanzando por la calle, hasta llegar cerca del gran anuncio y nos quedamos un buen rato en silencio. Alguna vez pasó un automóvil blanco con la radio a alto volumen. Me prometí volver)

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
El personaje sin sombra 12/04/2006
La música lo penetró como nunca antes lo había hecho. Se apoderó de él y lo envolvió en sábanas de noches locas. La última vez marcaban las 2:03 y seguían pinchando, a su aire, ajenos, como él, a su alrededor. ¿Dónde querían llegar? Luego vino el remolino y se lo llevó lejos, muy lejos, en un lugar donde los sorbos eran lentos, la claridad medio oscura y el aire putrefacto. Las siluetas se habían convertido en sombras de sí mismas. Se sentía solo pero bien, porque había conseguido entrar. Allí todos eran peculiares y no se repudiaban. Todos buscaban. ¿Te invito a una copa? Hizo ademán de decir "sí" pero no pudo articular las palabras. Era un líquido viscoso como las algas de la ciénaga de su infancia. Y bebió con la sed de quien quiere recuperar algo. Aquí sí, quién sabe, se dijo, los encontraría. Se tumbó en el suelo y se sumió en un sueño profundo, sin ánimos de despertarse jamás. Su último pensamiento fue para el detective salvaje.

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
Chuso Ordi 12/04/2006
Y volví. Muy tarde, de madrugada. Pero ya no había lo mismo.

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
Arturo Belano 12/04/2006
Chuso: Aquí comienzo mi duelo contigo. Mi arma será la narración de mi terrible viaje nocturno para encontrarme cara a cara con el Rey de los Putos. No es quizá mi mejor aventura, pero espero que sea la mejor narrada. Todo empezó en la Encrucijada Veracruzana, una cantina miserable de la avenida Bucareli, el refugio circunstancial que nos permitía ponernos al abrigo de nuestra miserable existencia de jóvenes poetas real visceralistas. Nunca olvidaré aquella noche de principios de 1974. No hacía mucho que había vuelto de mi Chile natal, a donde había viajado para respirar el hedor sulfuroso del infierno y cumplir mi misión de macho latinoamericano. Ahí estaba yo, sentado en una mesa con Ernesto San Epifanio. Escuchaba sus palabras, ajeno a la mirada intrusa de Auxilio Lacouture, una uruguaya chiflada cuya única ocupación desde hacía años consistía en pasear su locura por las calles de la ciudad de México. Mi amigo me hablaba con aquellos labios lívidos, casi negros, que tanto me fascinaban. Su boca era como una cicatriz, era como una herida mal curada en medio de un rostro de bronce. De ella escuché la narración sobre el Rey de los Putos, el temible padrote que controlaba la prostitución masculina en la Colonia Guerrero y a quien Ernesto San Epifanio había vendido su cuerpo.

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
Auxilio Lacouture 13/04/2006
Luego me desperté. Pensé: soy el recuerdo. Eso pensé. Luego me volví a dormir. Luego me desperté y durante horas, tal vez días, estube llorando por el tiempo perdido, por mi infancia de Motevideo, por rostros que aún me turban y sobre los cuales prefiero no hablar. Luego perdí la cuenta de los días que llevaba encerrada. Desde mi ventanuco veía pájaros, árboles o ramas que se alargaban desde sitios invisibles, matojos, hierba, nuves, paredes, pero no veía gente ni oía ruidos, y perdí la cuenta del tiempo que llevaba encerradada. Luego comí papel higiénico, talvez recordando a Charlot, pero solo un trocito, no tube estómgo para comer más. Luego cogí el papel higiénico en donde había escrito y lo tiré a water y tiré de la cadena. El ruido del agua me hizo dar un salto y entonces pensé que estaba perdida. Pensé a toda mi astucia y a todos mis sacrificos estoy perdida. Pensé: que acto más poético destrir mis escritos. Pensé: mejor hubiera sido tragármelos, ahora estoy perdida. Pensé: la vanidad de la escritura, la vanidad de la destrucción. Pensé: porqué escribí, resistí. Pensé: porque destruí lo escrito me van a descubrir, me van a pegar, me van a violar, me van a matar. Pensé: ambos hechos están relacionados, escribir y destruir, ocultarse y ser descubierta. Luego me senté en el trono y cerré los ojos. Luego me dormí. Luego me desperté. Tenía todo el cuerpo acalambrado. Me moví lentamente por el baño, me miré al espejo, me peiné, me lavé la cara. Ay que mala cara tenía. Como la que tengo ahora, háganse una idea. Luego escuché voces. Creo que hacía mucho que no escuchaba nada. Me sentí como Robinson cuando descubre una huella en la arena. Pero mi huella era una voz y una puerta que se cerraba de golpe, mi huella era un alud de canicas de piedra lanzadas de improvisto por el pasillo.

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
siete de mayo de dos mil seis 14/04/2006
voy a por ti hoy te he visto por la calle no se que te has hecho estas diferente como te atreves no te sienta bien chuso se que eres tu te reconozco igual y voy a cazarte y cuando menos te lo esperes durante el dia

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
Mr. X / Repetition 14/04/2006
Luego me fui andando hacia casa por la rambla Egara después de ver aquel enorme anuncio. Un borracho rompía botellas y golpeaba las persianas de los comercios. Entre balbuceos gritaba "desaparécete, desaparécete". Si hubiera habido una destrucción masiva en ese momento, él se hubiera quedado gritando hasta el infinito su dolor. Se hubiese quedado en pie su grito y el ruido de los cristales en la acera. En ese instante, yo sólo recordé mis veranos en "la ballena alegre" y la playa de Castelldefels y la canción del mar, y la ansiedad de viajar a Liberia, huyendo de mi mismo hasta desaparecer en la adolescencia. Y recordé lo que escribí hacía más de 20 años: "yo quisiera, yo quisiera, y si me dijeses desierto..." y una avenida soleada hasta la parada del autobús. Apenas pude dormir. Bowie estaba ausente. Me revolví mil veces entre las sábanas, encendí el televisor, apagué el televisor, pensé en salir a la calle, pensé en subir a la azotea, oí la radio de la ciudad muerta, a los gigantes jóvenes de mármol. Pero sólo pude escribirte el mensaje avanzada la noche y leer el tuyo, que habías vuelto y ya no era lo mismo, y que seguía siendo lunes...

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
Chuso Ordi 14/04/2006
Déjame que cierre los ojos y dibuje con el pensamiento lo que vi. Cuando volvía creí ver de nuevo lo sucedido en el inframundo, esta vez en la espalda del hombre invisible. Quizás porque hoy hay luna llena, y éste soy yo

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
siete de mayo de dos mil seis 15/04/2006
siempre con figuras hermeticas cerradas manidas que ya no dicen nada chuso no tienes remedio di que amas di que odias di que sufres rie llora pega folla mata crea pero basta de soliloquios que solo nutren racimos de liendres en tu cabeza en tus canas el tiempo te aventaja y tu te pierdes en las palabras acaso no tienes reloj desde luego no se que te has hecho algo en el pelo seguro ya no eres el mismo

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
la más mejor 15/04/2006
Referente a 7/6/2006 creo que te pasas un poco.

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
Auxilio Lacouture 15/04/2006
Tendremos que esperar hasta las cuatro, antes es imposible, hemos de esperar a Eva y ya sabes a que hora termina. - Eva esta enferma, hoy no ha ido al trabajo. -Lo dices en serio Mr. X? -Creo que esta enferma, os habéis fijado en sus ojeras, en sus ausencias llenas amargura. -Va no jodais, no diréis en serio que cuando sus dos lunas os miran... como si le diera miedo incluso respirar, caéis en ello, os lo creéis. Juega al rollo de la mirada del que ha visto algo pero al mismo tiempo se le escapa, pero ya tiene ese andar del que solo pueden hacer gala los que han estado al otro lado. -Eres subnormal -Como tu puta madre -Venga, no seas idiota y continua leyendo, que eso me interesa. -"Las comunidades se han vuelto autónomas y las paredes de color oscuro morado, pero a veces se ve como un púrpura lejano." Pues así termina, no hay más. Eva se mueve distintamente a nosotros, nosotros giramos alrededor de la teoría de cogernos la piernas y rompernos los brazos, opinas? -Simplificamos. Destruímos, uno por uno, multitud de detalles. El mundo se uniformiza ante nuestros ojos; los medios de comunicación progresan y se muerden los tendones, las entrañas de los apartamentos se enriquecen de nuevos y estúpidos equipamientos, las relaciones humanas se vuelven progresivamente imposibles lo cual reduce otro tanto la cantidad y la calidad de anécdotas de las que se compone una vida. -Conoces a Eva? -La forma novelesca no esta concebida para retratar la indiferencia, ni la nada, habría que inventar una articulación más anodina, más concisa, más taciturna.

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
Chuso Ordi 16/04/2006
Siete, en parte te doy la razón. Soy incapaz de articular nada al que no le busque un sentido: si esto me ayuda también, hace perderme en más de una ocasión, creo que es algo que tú también conoces. No puedo respirar aliviado... es más, estoy temblando de nuevo: esta madrugada, me encontré esta nota en la puerta de mi casa, no dejo de pensar quién la puso. No dejo de pensar qué quiere decir y por qué. Sobre todo cuando más de una vez me han dicho que hacía unos dibujos bonitos, y nunca pensé que lo fueran... es mejor coger aire antes de mirar, para no asustarnos. Desde cualquier pixel es posible entrar en el inframundo y de la manera más inesperada, los cimientos se desvanecen.

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
Mr. X / Inches away 20/04/2006
Me dijiste "corre!" y corrí todo lo que pude. Todos nos hicimos fotos, bebimos y nos reímos, pero después perdí el tren a casa. Me fui caminando poco a poco, pero también poco a poco, fui aumentando el paso hasta confundir mis suelas con el cemento. Tardé varias horas en llegar a casa, y otra vez llegué de madrugada con el aliento fuera, confundido y exhausto. Sonora, el Vallès, La Ballena alegre, Egara, Certescan.... pasé por todos los lugares de este mundo, en ellos dejé la huella reinventada. Quise volver a ver la boca del tiburón en sus ojos, una vez al mes parece ser que sale de su escondite: y esta vez nos quiso devorar. Este es el océano en el que estamos, el maremoto que se mueve en nuestros espacios repletos de fosforecencia. No abras la puerta del fondo, en ella está la letra Z esperando contestar. Suelo decir cuando me preguntan: estás aquí? no, sólo soy una holografía, intentando llegar a todos los rincones de la Rambla. Lo que ves es todo lo que vi y lo que pretendo ver. Un dibujo es sólo la señal imperceptible de lo que ha sucedido y la peonza sigue dando vueltas, imparable, dibujando el rostro y el sonido de lo que quise, de lo que dejé escapar, de lo que no quise retener, de tenerte lejos, de tenerte cerca. "El viaje es más liviano dentro del televisor" es lo que te quería decir... el viaje es más liviano mirando hacia arriba.

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
Chuso Ordi 20/04/2006
También hice lo mismo que tú. Y Corrí, y me guardé el mensaje en el bolsillo: la targeta de crédito funciona de mano en mano

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
siete de mayo de dos mil seis 20/04/2006
prefiero las alcantarillas al hogar

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
sexto elemento 20/04/2006
No puedo salir del asombro. Hace media hora me ha llamado por teléfono una amiga: "Tengo algo que decirte" "Dime..." "Conéctate aquí..." No puedo creerlo. Mister X. Ya te había borrado de mi mente. Al principio no quería leer, pero sigues siendo una droga. Tal vez pensaste que el irme fue una huída, pero Chuso sabe que no fue así. Quise explicarte que este era mi sueño, conocer culturas nuevas, volar alto. No puedo olvidar los dibujos en las servilletas de los bares ( Chuso ¿podrías mandarme alguno de ellos si es que aun los conservas? ), ni tus miradas de complicidad cuando Bowie sonaba. Algunas veces he creído olerte aquí, y te he visto detrás de unas gafas negras justo antes de darme cuenta de que no eras tú. Soñaré contigo hoy.

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
Auxilio Lacouture 21/04/2006
Siete creo que te confundes, no te conozco, pero por lo que escribes pareces una de esas personas que les gusta ver más el vaso medio vacío que medio lleno, de esas personas, que como mi abuela, tienden al férreo negativismo y a regocijarse en el dolor. Aquí nadie creo que quiera censurarte, creo que te autocensuras tu mismo con tus palabras del revés. Talvez por eso no crees a nadie buena compañia para tí. Todo tiene relación en este inmenso mundo de la comunicación interior. Talvez nunca te has escuchado a tí mismo y por eso tienes que arremeter contra alguien ajeno. Creo firmemente que estás quitando a Mr. X el protagonismo que le otorga este weblog. No creo que chuso vaya a decirte que te vayas, él es mucho más humilde que tu. Creo que el silencio a siete es la única arma que tenemos entre todos para que lentamente desaparezca de escena. Y por eso no voy a dirigir ninguna palabra más a siete.

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
Chuso Ordi 22/04/2006
Encontré una de las servilletas en uno de los bolsillos del abrigo guardado ya en el armario! Entonces hacía frío. Esta la dibujamos después de ver los rayos láser. Te acuerdas cómo te gustaba ver el ritmo en la gente bailando y la luz veloz salpicando los cuadros escoceses? Entonces dibujamos el infinito en la servilleta, ya de madrugada, mientras tomábamos café, hablábamos de los 18 años y hacíamos montañitas con los restos del azúcar encima de la mesa. Sentados en el bar, Mr X pasó por la plaza sembrada de latas vacías y se metió en el metro. Entonces no dije nada, era alguien todavía desconocido para mí. Encendimos un cigarrillo y con la luz de la llama, amaneció y el rayo láser se quedó dentro del frasco del perfume...

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
Espinosa 26/04/2006
Recuerdo un dibujo. Dos formas blandas que parecían fundirse en un beso, acompañadas de círculos de colores, creo que eran "Gométs". Lo ví en un pequeño cuaderno de tapas rojas, de esos para anotar cosas. Parecían dos personas, las formas digo. Dos amantes, dos manos juntas, dos pedazos de plastelina que se mezclaban...Dos cosas muy pegadas. Era precioso, tan sencillo. Como tiene que ser. Recuerdo también un cuadro muy grande, creo que de 2 x 2, con la cara de un payaso en rosa, gris y negro. Parecía contemplar por una ventana relajado no sé el qué. En este caso todo era mas denso, quizá algo trágico, pero impresionante. Verdad Chuso?

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
Chuso Ordi 26/04/2006
El reloj da marcha atrás. Recuerdo que la nariz del payaso era una cuchara con una cereza confitada. No sé que es lo que miraba: seguramente otro cuadro apoyado en la pared. Por entonces, hace 14 años, también había caballos, hogueras, pájaros en las ramas, muchas ramas, cajones, guantes, ventanas abiertas a la noche, ascensores. Todo lo que se veía era susceptible de ser dibujado... incluso lo que no. De manera kilométrica llené paredes y paredes, libretas y libretas, no saciaba la sed de pintura negra. Era trágico porque tenía incertidumbre, pero también era un descubrimiento y eso me motivaba. Alguien dijo que desde el inframundo se divisan mejor las nubes: no sé si será cierto, pero si te acuerdas y estuvistes, entonces es que hemos vencido al tiempo

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
Mr X / both sides now 27/04/2006
Te estuve enviando mensajes pero no respondías. Cientos de papeles, propaganda en mi bolsa regalada: suficiente para hacer una hoguera que ardería durante semanas. Debería hacer una limpieza a fondo. Seguro que encontraría todos los dibujos que hice cuando el tren alcanzaba los 300 km/h. Entonces podría haber empapelado un rascacielos, porque estabas cerca. Ahora está lloviendo, esta tarde está lloviendo mucho. Era la lluvia que tenía que caer, esperando otra vez en la esquina. Sabes? has dibujado el reloj que llevo puesto encima. Odio mirar la hora, pero es necesario saber en qué punto estamos. Tienes razón, entonces pasé por la plaza llenas de latas vacías pero no os ví a ninguno de los tres. Yo tampoco sabía muy bien quien eras. Ahora creo que formas parte de mí mismo. Te resulto misterioso, pero yo creo que somos la viva imagen, uno del otro. Y ahora que llueve, me pregunto en qué parte de este mundo debes estar.

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
Chuso Ordi 27/04/2006
Sí, está lloviendo pero parece que va cediendo. Son sólo gotas de 29kb, en un espacio sin mucha luz. Me empapé mientras andaba por la calle, pero ahora estoy en la guarida, protejido, sentado en la esquina también de nuevo.

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
33 kb 28/04/2006
hola! hace años que viajo entre nodo y nodo. Tuberías, flores, utensilios, libros, melodías comprimidas, gifs animados, lamentaciones, tecnicismos, amigos, peces, frames, teletrabajo, sexo de pago, verdana 10, artistas de moda, colores, dioses ocultos, conversaciones inacabadas, definiciones herráticas, personajes que hubira preferido no conocer y un enorme etc... que no puedo recordar ya que mi corta memoria no me lo permite. <br> <br> <br> Hace dias he notado la resonancia de este lugar y he decicido quedarme a vivir unos días aquí. No sé quien es mr X y a bowie lo había casi olvidado. Pero alguno de mis 33 kb se siente bien entre estos dibujos. )

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
Chuso Ordi 03/05/2006
En mi cerebro suena el címbalo de tus palabras, guardado en el módulo de memoria. Acudimos juntos al concierto mod, saltamos juntos en el concierto mod, vimos gente mod, pero no éramos gente mod. Me dijistes que te hubiese gustado ser una estrella del rock, pero te conformastes con el rayo en la pared que Aladdin te había dibujado. Está bien. Pero no que te conformes, Mr X. Sin embargo, el sonido se iba acelerando y una masa informe corría por la noche en Barcelona. Una muchedumbre daba patadas con violencia a una cabeza rodante, y llena de sangre. Señalé la camiseta a uno que pasaba y le dije “Sí, pero yo llevo al cantante, eso son palabras mayores”. En la camiseta llevaba un coche abandonado. “Vámonos de aquí! Aquí no hay quién respire, la periferia nos espera”. “Ponte el nuevo calzado, no existe lo que no ves. Ponte la nueva prenda blanca, vamos a iluminar lo que no vemos”. “No puedo, no tengo fuerzas”. “Tienes fuerzas de sobras, no ves el sonido de la batería? ya no estás en un bucle”. “El Amor y la Materia es lo que importa”. Acabamos por beber más cerveza de la cuenta: tanto cómputo no es asimilable de un solo trago y así que optaremos a que la piel vaya absorviendo lo que vivimos. Un punto de fuga dentro del ruido. "Dame la mano que vamos a derribar la puerta"

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
Arturo Belano 03/05/2006
Arturo, tienes que ayudarme, me dijo Ernesto San Epifanio, si no me ayudas, la justicia y el rencor del Rey caerán contra mí y mi familia. Y yo me le quedé mirando mientras me preguntaba cómo alguien podía ser tan pendejo como para meterse en una historia así. Ernesto, como si leyera mis pensamientos, intentó justificarse diciendo que en un momento de su vida todos los gays de México cometían una tontería irreparable. Después añadió que no tenía a nadie que le ayudara y que si no salía de ésta tendría que convertirse en el esclavo del Rey de los Putos de la Colonia Guerrero. Pero, ¿qué chingados quieres que haga?, le pregunté, mientras fijaba mi mirada en sus ojos vidriosos, como los de un animal herido o como los de un moto. Me tienes que sacar de esta chingadera, sea como sea, me dijo y yo le contesté, ¿me estás pidiendo que mate al Rey de los Putos? Yo no te pido que mates a nadie, dijo, sólo quiero que vengas conmigo y que le digas que me deje en paz para siempre. ¿Por qué no se lo dices tú?, le pregunté y él me respondió, si voy yo solo y se lo digo me van dar carrilla los guaruras del Rey de los Putos y van a lanzar mi cadáver a los perros. Ernesto, si no te ayudo, te va a llevar la chingada, le dije en un murmullo y luego me descubrí diciéndome para mis adentros, si te ayudo, Ernesto, nos va a llevar a todos la chingada. Entonces, me di cuenta de que Auxilio Lacouture había escuchado toda nuestra conversación.

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
Mr. X / Always crashing in the same car 06/05/2006
Buster keaton tapa el espejo de la pared y se sienta en el sillón en la esquina congelada. Saca una grabadora y espera la pregunta y la respuesta: "no me preguntes, pregúntate a ti mismo" escucha. Tras la puerta derribada está la línea recta, el termómetro. El ruido deja paso a la lluvia insistente, crece la hierba, nacen los frutos. La televisión sigue encendida día y noche, me pongo una nueva camiseta fluorescente. ¿En qué película sonaba Om sweet Om?. "Every chance, every chance that i take, i take it on the road. Those kilometers and the redlights, i was looking left and right, but i'm always crashing in the same car. Jasmine, i saw you peeping as i pushed my foot down to the floor. I was just going round and round the hotel garage must have been touching close to 94, but i'm always crashing in the same car"

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
Arturo Belano 07/05/2006
Ernesto San Epifanio y yo abandonamos el Encrucijada Veracruzana para vernos las caras con el Rey de los Putos. Caminamos con paso ligero por Bucareli y cruzamos Reforma casi sin reparar en el zumbido metálico del único coche que iluminaban las luces rojas de los semáforos. Durante el día, Reforma es como la marca de un látigo impresa sobre la piel de la ciudad, pero de noche, no es más que un gran desierto de estiércol, un paisaje yermo bajo cuyas arenas se ocultan los cadáveres de todos los viajeros abandonados en el inframundo. Y seguimos caminado por la avenida Guerrero, Ernesto San Epifanio sin decir palabra, yo abstraído en mis pensamientos. La Guerrerro, a esa hora, se parece sobre todas las cosas a un cementerio, pero no a un cementerio de 1974, ni a un cementerio de 1968, ni a un cementerio de 1975, sino a un cementerio del año 2666, un cementerio olvidado debajo de un párpado muerto o nonato, las acuosidades desapasionadas de un ojo que por querer olvidar algo ha terminado por olvidarlo todo. Por fin, franqueamos Puente de Alvarado, la frontera que marcaba el inicio de los dominios del Rey de los Putos, y la ciudad, desdibujada, cedió su lugar a un sueño espectral. Los únicos individuos que aún podíamos entrever desaparecieron de nuestra mirada engullidos por el remolino de la noche o por el óculo de la iglesia de San Fernando. Soplaba un viento frío. Ernesto San Epifanio y yo caminábamos cada vez más despacio, como si quisiéramos aplazar infinitamente un encuentro inevitable e inminente. Mi amigó dejó escapar un suspiro y yo, para animarle, comencé a hablar. No recuerdo de qué, seguramente de cualquier cosa. Él seguía mi conversación y, a veces, asentía, como si realmente me estuviera escuchando. Sin embargo, en ningún momento desapareció de su rostro la expresión de terror, el terror cósmico que le provocaba el saber que muy pronto volvería a vérselas con el dueño de su cuerpo, el cruel padrote de la Colonia Guerrero.

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
Chuso Ordi 08/05/2006
"Querido diario: otra vez es lunes. La gente vuelve a salir a la calle. Ayer me pareció un día sin fin. Y hoy se recompone todo. Mi buzón no tiene mucho correo. No hay nada tuyo, y eso que te estuve esperando durante horas. Es tu manera de hacer las cosas, adelante, no puedo hacer mucho más que lo que ves. El vampiro se vuelve a dormir por la mañana, seguro que colgado de los pies, dentro de un armario feo. Tengo que salir a trabajar de nuevo ufff! por qué no me tocará la lotería? o me llamarán de Hollywood? o un desconocido me regalará flores a la vuelta de la esquina? O que mi dedo pulgar salte de alegría?. Si no fuera por Espinosa, estos días no tendrían mucho sentido, ni comeríamos alcachofas, ni éstas tendrían unos auriculares para escuchar música. Los cactus no pinchan como creemos, es el almacén de agua potable en el desierto en el que circula un taxi. Venga, un beso"

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
Mr X / Chuso / speed of life 15/05/2006
Suena el despertador. Me levanto. Hago café. Me siento un momento. Me ducho. Me visto. Miro las plantas. Miro si está la lechuza. Abro la puerta. Cierro la puerta. Pongo la llave en el bolsillo de nuevo. Bajo las escaleras. Miro el móvil. Salgo a la luz de la calle. Compro el periódico. Tiro el periódico. Espero el semáforo. Cruzo el paso de cebra. Miro la gasolinera. Miro lo que queda de Utrilla. No piso las hojas secas. Decido que dulce comer. Saco la cartera de la cazadora. Cojo el tren. Miro lo que leen. Observo los campos. Pienso. Quiero lo que no tengo. Miro los tubos. Rozo los asientos. La mirada y las fauces con barba. Pienso que hace tiempo no sé nada de ti. Y a nadie le importa. Los intereses de los demás. No estoy dipuesto a perder mi cuerda. Llego. Estamos todos. En el peor momento. Pero estamos, porque hay unión. Porque esto iba en serio. Porque nos queremos. Lloramos la ausencia. El susto. Lloramos la ausencia. Un abrazo es lo que tenemos. Un mensaje lo alivia todo. Un mensaje. Llego otra vez. A nadie le importa. Pero a mí sí. El grito del ignorante. Y eso es pop? No tengo fuerzas. Me siento. Tecleo. Y tecleo. Miro el correo otra vez. Tomo café. Os enviaría a la mierda. Me apoyo contra la pared. lloro la ausencia. Miro el cielo. Salgo de nuevo. Cojo el autobús. Cojo el metro. Cojo el tren. Miro la noche. Los anuncios. Las fauces están en letargo. La lechuza hoy tampoco está. Abro la puerta. Cierro con llave. Miro las plantas. La nevera aún llena. Enciendo la televisión. Y a mi qué me importa. Cambio de canal. Cierro la televisión. Retiro las mantas. Me apoyo en la almohada. Hice todo lo posible. Estoy contigo. Hice todo lo alcanzable. Estamos cerca, cerca y lo sabemos. La impotencia. Pero lloro la ausencia. Para qué sirve, cabronaza? para qué sirve?

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
Chuso Ordi 18/05/2006
23:41h. "Querido diario, ayer no pude estar. Ni antes de ayer, ni el otro día tampoco. Me pregunto cuándo podré estar nuevamente a pleno rendimiento, sin tantos obstáculos que sortear. Últimamente, sólo encuentro obstáculos, baches, y conos en la autopista. Me dejo llevar; una vez me dijeron que eso era lo que tenía que hacer, e intento, en la medida de lo posible, llevarlo a cabo. Creo que ya conozco bastante más a Mr X, estos días me ha demostrado una gran templanza frente a la adversidad. Está de todos modos, triste. Tampoco creo que sea un signo de su personalidad, ni tampoco la expresión de su cara, que puede mutar en cualquier momento. La lección la aprendimos del inframundo, y éste nos dijo que guardar las razones por las cuales llegamos a saber cómo se desenvuelven los acontecimientos, es signo inequívoco de progreso. No lo he reflexionado, pero intuyo que es cierto. De todas maneras, estuvimos tan juntos, que casi nos confundimos el uno con el otro. Y he de agradecerle que estuviese cerca, tan cerca, y que pudiésemos hablar, gritar, al unísono. No hay nada más bonito que poder caminar en paralelo con alguien a quien quieres, y mirar qué camiseta lleva puesta hoy. La lucha continúa... la programación no cesa... los vasos siguen cayendo...y esto es lo que ví desde el asiento del vagón..."

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
Chuso Ordi 22/05/2006
"No será peor de lo que era, seguro que es mejor" me dijistes. De la puerta del bingo, salí con la camiseta por estrenar. "Quieto Mundo, que aquí voy" me dije. Vuelve a ser viernes, y está todo por hacer. Los neones se reflejaron en mí de nuevo. Mr. X estaba en la esquina sonriendo, y me sentí bien. Cada día paso por este bingo y nunca me toca, pero hoy acerté, "tira la casa por la ventana" te escuché decir, "no es un lunes azul, nunca lo será, y si es extraño, deberás ordenar el escritorio. Y de qué escapas?". Me acerco hacia adentro, jejeje, me acerco hacia el centro, mi periferia, y desde allí emito las radiaciones que salen de mi pecho. Cójelas si quieres, ya no son mías.

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
Mr X y Chuso (sentados en el Kilimanjaro, el pasado martes) 26/05/2006
Hablaremos entonces de la cabronaza, querido Ciudadano. La cabronaza está para perforarnos las muelas, quitarnos el sueño y desvestirnos de nuestros recuerdos para convertirlos en qué. Ese "qué" son sus regalos convertidos en eructo, y ese gran trabajo "maravilloso" que nos invade casi el 75% de nuestros días. Su utilidad está aún por definir, a mil kilómetros por hora, a la velocidad del sonido, mejor. Lo que si sabemos, de momento, es que en este marco incomparable, adquiere carácter y forma de garrapata. Es decir que se adhiere como un parásito y te acompaña bajo el tenedor, comiendo solo en un restaurante al borde de la playa o en cualquier barrio de una gran ciudad. El café que nos tomamos en Kilimanjaro era delicioso, pero advertí que una mujer llevaba encima escrito esto: "si fueses invisible, qué harías?" en letras plateadas, sobre tejido blanco. Te diste cuenta tú también?. Si fuese visible, creo que llevaría un gran letrero que diría "no hagas caso a la cabrona" o "yo también la ví". De lo que no estoy tan seguro es sobre lo que haría en términos de actuación directa. Quizás quitarmela de encima y hacerle aprender todos los manuales de regularización vial, quizás dejaría de llamarse como un adjetivo y no llamaría a la puerta a horas incomprensibles ni te haría comprar cantidades ingentes de música triste. Perdona que te dé la chapa de este modo hoy, esta madrugada. "Estamos para eso" y si no... para qué?

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
Chuso Ordi 30/05/2006
Un hacker en mi espalda, el coche abandonado, las luces de la autopista iluminan con luz naranja y la X es más liviana que la cruz. Si fuese invisible, miraría qué llevas en la espalda y te abrazaría suavemente. Así empezó todo, eso creo, eso intuyo. Eso anoté en cientos de papeles din-A3, eso es lo que vistes, pendiente de una señal con pixel aumentado que tan pronto es una lechuza como un frágil monstruo de tres cabezas. Reinventar sería la contraseña para pasar por el mismo sitio dos veces sin tropezar

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
Chuso Ordi 01/06/2006
Acabó la tormenta; por lo que conduzco el automóvil en dirección hacia casa, lejos ya del hotel y sus cajones vacíos. Nos hemos llevado las toallas y los jabones como souvenir de la extraña cápsula del tiempo. En casa me espera un árbol al que debo regar. Mr X pone música esta vez: "pongo algo de E.S.G., ¿te acuerdas de "dance"? fue la primera!" "Sí, la reconozco. Fue un descubrimiento saber que hace tantos años alguien desnudaba el sonido hasta dejarlo en pura energía, aunque no sea viernes" "Es como una potente estación eólica en un desierto" "alguien camina por allí, lo ves?" "sí, se confunde entre la luz de la carretera" "qué debe hacer a estas horas?" "debe buscar la línea del tren". Suena mi móvil: <no ho sabia, però potser vaig veure el signe rera l'esquena, si no m'equivoco això vol dir que som el mateix. Ens hem de veure un dia d'aquests. I potser alliberar l'esperit sigui la solució, tenir la certesa és el millor. Sí, estic d'acord, 100 seran suficients o... Has vist la televisió últimament? fan emisions extranyes> Pasamos por un túnel y la conexión se deshace. "Las cámaras de televisión graban nuestro paso". Conduzco con la mirada firme y seguimos avanzando kilómetro a kilómetro, alguna vez un camión pasa en dirección contraria, pero nunca paramos en el área de descanso, queremos llegar al punto de destino, rápido

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
dieciseis 06/06/2006
Fue ayer, día de galápagos, nenúfares y princesas. Fue ayer en el autobús, justo al lado de la catedral cuando vi a Mr X. a lo lejos.

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
Chuso Ordi 06/06/2006
Llegamos entrando el amanecer. Las tiendas aún tienen las persianas cerradas y los rótulos apagados. Lo literal sería decir que llegamos a la ciudad reinventada. Dejamos el coche aparcado cerca de la estación y en la cafetería nos disponemos a desayunar. El viaje ha sido exhausto; ciertos trayectos es conveniente hacerlos sin el piloto automático y con un buen equipo, notificando cada señal. Desde el luminoso en la azotea de la gasolinera nos dan la bienvenida... Hemos llegado a casa.

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
Agustín Ortiz 08/06/2006
Llegué allí a la hora convenida. No había nadie más en los alrrededores. El párking estaba iluminado por unas cuantas farolas, equidistantes y altas. Luz verdosa, o quizá solo lo recuerdo así. El márgen exterior se perdía en la oscuridad, desconocida, magnética. Si no hubiera sido por mi ansiosa curiosidad me hubiera fundido en ella; atravesando esa linea donde se va de la luz a lo imprevisible. Si hubiera sido capaz de huir. La autopista, imperturbable, anónima, zumbaba a escasos cien metros de mi. Aquel sonido me reconfortaba. Sonando a mi espalda se convertía en un amigo. En el centro, bajo una de las farolas, un coche. Solo. Me inquietaba mirarlo. Mucho peor si cerraba los ojos, entonces oía mi corazón acelerado. Los haces de luz se entrelazaban. Se unían formando bóvedas verdes, era la nave de una iglesia, un espacio cerrado, que me atrapaba. El coche empezó a balancearse. Dejé de respirar. Al principio sólo sentí como un leve crujido. Estuve alli, quieto, mas de media hora sin moverme. No sé de donde surgió aquel silencio imposible. El coche inerte. La puerta del conductor se abrió. De él salió un hombre que agitaba su mano rítmicamente alrrededor de su pene. Su grito significó el pistoletazo de salida, el hombre se arrodilló en el suelo, jadeando. En ese momento pude escucharlo todo. El movimiento constante de la tierra. Nuestro viaje en el espacio. Mi mente se fundió con ese sonido. Cuando abrí los ojos el coche ya no estaba allí. Tenía las piernas entumecidas. Sobre mi un cielo azul cobalto. Limpio. La autopista y el frio. Una ambulancia pasó de largo con su sirena, coqueteando con el rumor de la ciudad. Se habían apagado las farolas. Apareció un camino de tierra unido a una extensión de edificios, a lo lejos, mas edificios. Volví a casa. Ya no respiraba de la misma manera.

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
Chuso Ordi 08/06/2006
Nunca te conté que de vuelta a casa tropecé con un cuaderno. La firma de la primera hoja estaba borrosa, por lo que nunca podré decirte quién pudo haber dibujado lo que vi. En el trayecto, nos dijeron que pocas cosas ocurren por casualidad. Que ahora te lo esté contando, tampoco. Había cientos de garabatos, pero sólo reconocí dos; los que creí entender, los más próximos. Dejé el cuaderno en su sitio, en el suelo, en la puerta de casa. El mensaje dentro de la magdalena en el desayuno fue: "Lo que pertence al inframundo nos pertence a todos y ahora debe estar en buenas manos"

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
Mr X / waterfront 12/06/2006
En el tren, sentado a mi lado, un chico leía "Estudis del miracle". Con gesto furtivo, ojeé también la página abierta del libro. Las dos frases que alcancé a leer decían que antes de saber el por qué de la situación es necesario saber para qué. Parecía tener prisa, y en la parada del Tibidabo se bajó. La mujer que tenía enfrente estaba incómoda y tosía, llevaba un pañuelo en el cuello, y de vez en cuando me miraba. Continué de regreso a Terrassa, quería ver si aún estaba el cuaderno del que me hablastes. La secuencia que debería seguir es la siguiente: << 29 kb de calles, la puerta de tu casa, el puente cerca de la mútua, el rail del parque que hay debajo, una televisión sin sonido, un anuncio extraño, un faquir reposa en el diván y se grapa las recetas del médico sobre la piel, la latas de cerveza vacías, un punk pide dinero, cambio de canción en mi mp3, un ejército de tatarabuelos, David Bowie en la cola del autobús, los tacones dorados en la alfombra roja >> Si miras arriba, verás que está sobre el luminoso.

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
Chuso Ordi 13/06/2006
Necesito de nuevo sentir la velocidad, el bucle no sirve para nada si no hay una línea recta por la que escapar. Afortunadamente, el movimiento concéntrico sólo ocurre en contadas ocasiones y éstas no suelen durar más que unos pocos días. La espera se hace más llevadera pulsando la tecla "play". Me sentaré frente al banco esta tarde de sol y miraré cómo pasean el ocio en junio todos los transeuntes de esta ciudad a la que he llegado. Aún tengo en la memoria todos los kilómetros que hice hasta llegar a tu portal: en cada uno de ellos hay una señal para poder ir y venir sin perderse. Cruzando el paraíso, Aladdin está en la cabina telefónica.

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
Chuso Ordi 16/06/2006
-Estando en el paraíso, este es mi hábitat (encendí un cigarrillo, y me acomodé) -Aquí no llegan los rayos gamma. (Mr X. me contestó apartando las cortinas de las ventanas) -Afuera dejamos los enseres inútiles, dentro todo transcurre deprisa.(le dije). Me pregunto si afuera estará lloviendo, si la cafetería estará abierta o será muy entrada la noche, no tengo ni idea de la hora que es. -Si es necesario salir, tendremos que sopesar que la mutación es un derecho, pensar que un muro de canciones tristes sólo es un invitado inesperado y eventual (Mr X. parecía extrañamente familiar con la conversación, como si hubiese estado aquí durante mucho tiempo, como si no fuese nada nuevo lo que decía). Aquella noche, un tal Félix dio en la diana. Lo jodido es que entonces no tenía ni idea de lo que quería decirme, o eso creo... ya no lo sé. -Creo que lo que te dijo es que no debes perder ningún detalle, al final todo cuenta si ocurre desde las tripas. -Eso no es acaso el inframundo? -Sí, creo que sí. -La muy cabrona nunca nos lo dijo. -Ni nunca te lo dirá. Está muy ocupada haciendo que te duelan las muelas (hice un esfuerzo por decir una frase que pudiese explicar lo abstracto de la situación mientras veía a Mr X. mirar a través de la ventana. El luminoso de la gasolinera se reflejó en su rostro y fue entonces cuando le vi bajar la cabeza, abatido) -...Abrázame!




_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
Arturo Belano 30/06/2006
Giramos en la calle Magnolia o, mejor dicho, la calle nos tragó como si fuéramos restos de comida engullidos por un tubo de desagüe o por una voraz garganta. De repente, Ernesto San Epifanio y yo nos descubrimos en las entrañas de un feroz animal engendrado por el odio, el rencor y la maldad. Había pasado muchas veces por la calle Magnolia, pero nunca, hasta aquella noche, reparé en el enorme dolor que habitada en ella. Dolorosa era la luz mortecina que escapaba de los pocos locales que aún tenían abiertas sus puertas. Dolorosos eran los gritos y las risas que oíamos a nuestro paso por aquella sucesión de cabarets sepulcrales. Dolorosa era la cumbia de ritmos hirientes que, más fúnebre que festiva, nos acompañó hasta la puerta del Hotel Trébol, el palacio del Rey de los Putos. Ahí mismo, bajo la luz de neón que señalaba la entrada a la morada del feroz padrote, Ernesto San Epifanio amagó con irse. Quiso dar la media vuelta, pero yo no le dejé. Tú entras conmigo, culero, le dije y le sujeté el hombro. En ese momento, pude distinguir, a unos pocos pasos de nosotros, la figura aterrada de Auxilio Lacouture, quien, sin que nosotros reparásemos en ella, nos había seguido hasta el mismísimo hogar del maligno.

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
Chuso Ordi 03/07/2006
El abrazo entre los dos duró apenas unos pocos segundos, es decir, bastantes años. Apenas en esos lustros pudimos articular palabra, Mr X cerraba los ojos y se aferraba a mi cuerpo como si le faltase el aliento, como si quisiera con urgencia recuperar la energía perdida en el extraño viaje. Durante el abrazo, el mundo siguió girando, y entre otras cosas que acontecieron por entonces ocurrió que los periódicos anunciaron el descubrimiento del origen de las líneas de Nasca y la televisión emitió 30 años seguidos publireportajes sobre cremas depilatorias y diversas máquinas domésticas avanzadas. En Terrassa llovíó cientos de veces y hubo una nevada importante, pero el luminoso encima de la gasolinera no dejó de emitir su luz amarilla. Acabada la semana, y aún estando en el paraíso, sonó el teléfono. David Bowie nos estaba llamando desde su apartamento en Nueva York: "He estado en Sonora, y aquí la Cabronaza dejó una nota con tu número de teléfono". La verdad y aun habiendo estado en el inframundo durante tantos siglos, no dejé de ponerme nervioso escuchando la voz de David Bowie, con quién nunca antes había hablado. "Chuso, cuida de Mr X. -me dijo- Creo que ya sabes que tiene mucho miedo" " David, lo sé. Pero yo también siento lo mismo y no me atrevo a salir. No sé si tengo la fuerza suficiente como para convencerle que es el momento de obviar las señales de tráfico, de tirar los conos de la autopista y de devolver los obstáculos a sus propietarios" "Tienes que estar alerta de cualquier señal, la broma ya no tiene gracia" "David, lo sé, lo sé, claro que lo sé. Me miento a mi mismo pero me sigo asustando y necesito respirar hondo antes de seguir" "Lo mezquino de la cabronaza es que nunca te avisará del momento de salida, pero vas a tener que abrir la puerta y empezar a caminar por la calle. Acaso no vistes el cuaderno que encontraste cerca de tu puerta...?". Un escalofrío subió por mi espalda. Miré la pared. Y Bowie, la lechuza y la gran boca hambrienta se confundieron en un solo gesto. Mr X se había quedado dormido bajo su protección.

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
Chuso Ordi 05/07/2006
"Querido diario: te escribo muy temprano, casi está amaneciendo. Creo que hoy hará mucho calor. Mr X acaba de irse de casa. Decidió salir por fin a la calle y aventurarse a caminar. Aún está envuelto por un grueso abrigo y unas gafas oscuras, pero eso le ayuda a avanzar. Ha recuperado el habla que perdió durante la tormenta. No estoy seguro pero creo que soñé algo extraño ayer noche. Quizás fue el sonido del rotulador con el que Mr X me hizo este dibujo que te dejo aquí, o la canción que puso mientras tomaba café. Bien, ahora creo que me toca a mí por fin salir de este espacio. Ya va siendo hora de meterse de lleno en lo mas hondo del cráter en busca del oxígeno. Ayer escuché que tengo que devolver los obstáculos a sus propietarios. Querido diario, me llevo la cámara digital para no perder ningún detalle ni ningún ruido de fondo. La reinvención ha comenzado"

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
Chuso Ordi 07/07/2006
Desde un remoto lugar, muy cerca de donde vivo ahora, Mr X estuvo varios días enviándome mensajes al móvil. Los mensajes se fueron sucediendo a un ritmo de cinco o seis por día. Algunos de ellos los borré, otros van a permanecer en la memoria del aparato. Seguí trabajando en las camisetas todos estos días en Dryvillage (Suffragette) bajo un calor de justicia y una humedad relativa del 100%. Caperuzita me preguntó varias veces sobre los mensajes y le leí los últimos: > Me alegro que ya hayas devuelto un primer obstáculo > La velocidad de la autopista a Terrassa > El veneno anónimo es un antídoto > Caída libre del otoño > 29kb de tristeza es suficiente > Respiro hondo cada vez que paso por una esquina desconocida > Punks de rebajas > El bingo Fortuna ha encendido sus neones > Vi a Aladdin en la cola del supermercado > Producto inflamable > Caducidad y decepción > Ahora que estoy caminando solo por la calle, necesito un abrazo > Will sigue en Miami > En la puerta del Indie estaba aún Félix > En la parada del tren te escuché > En el bolsillo tengo el bloc de notas > He dibujado un pájaro raro > Le he devuelto un obstáculo a la Cabronaza > El vampiro y la tortuga > Una camiseta de Iron Maiden > E.S.G. en mi oreja > La línea del mar > Demà tots junts riurem > Polifonía al lado del semáforo > El rey de los putos > Paso de cebra kilométrico > El taxi que vino del desierto > > > > > > >

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
Mr X / Spiralling 08/07/2006
> > > > Buhowie > Estoy llegando a casa > Alergia artificial en el escaparate del almacén > El que sale en la foto en el lado izquierdo > Una mierda delicada que provoca sonrisas cada sábado > El asfalto de toda calle de toda ciudad de todo país > Con el volumen alto es más fácil entenderlo > La cara B de Low > Maquillaje casi amaneciendo > Sintonizando la emisora remota > Obstáculo devuelto y/o descatalogado > Desapercibido entre la multitud > Sombra integrada al equipo de sonido > Tacones dorados en el salón de belleza > Sigo buscando el mapa eléctrico, la huella electromagnética > Post-it amarillo en una puerta > La letra Z sigue a la A > > > >

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
Chuso Ordi 12/07/2006
Cuando llegué, y a pesar de haberme reinventado, o estar en el proceso, vi que me habías dejado un montón de notas. Te escribí en la pared una para ti, por si volvías. La escribí en un impulso: siento ser así, no puedo evitarlo. Siento mucho haber llegado tan tarde. Loreto y María Pilar me dijeron que creyeron verte luego, al fondo de la plaza, donde habíamos salido en busca de un poco de aire fresco. No sabes cuánto me hubiese gustado presentarte a mis amigos a los que tantas veces hablé de ti. Decidí entonces beber dos o tres o cuatro vasos más de vino, perdí la cuenta, a veces me paso, a veces no sé qué hacer conmigo mismo. Te dejo una camiseta para que cuando vuelvas te la puedas llevar; es negra, pero eso al Inframundo le importa un rábano...

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
Arturo Belano12/07/2006
Entramos al Hotel Magnolia. Tras convencer al recepcionista de que éramos amigos del Rey de los Putos, nos dirigimos a su habitación. Subimos por unas escaleras húmedas y estrechas. Una alfombra parda y grasienta, como el pelo de una rata, aliviaba nuestros pasos. Una luz espesa y lechosa, como el cielo de la ciudad o como el humor de un ojo enfermo, nos señalaba el camino. Mientras subía, me imaginé remontando un torrente de aguas negras que arrastraban consigo los restos de todos los muertos, para abandonarlos en el inframundo. Me vi luchando contra una corriente de líquido viscoso y fétido en el que viajaban los despojos de la humanidad entera. Oía la respiración nerviosa de Ernesto San Epifanio a mi lado, y los resoplidos de Auxilio Lacouture detrás mío. Giré la cabeza para ver a mis acompañantes y los encontré subiendo dificultosamente, como si apenas pudiesen oponer resistencia a aquel poderoso caudal repleto de cadáveres. Si no logramos derrotar al Rey, pensé, seremos unos despojos más en el río de los muertos. En aquel momento, me di cuenta de que comenzaba a embargarme un profundo sentimiento de desazón.

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
Arturo Belano 14/07/2006
No nos costó dar con el Rey de los Putos. La puerta de su habitación –la primera con que uno se encontraba tras subir las escaleras&#8209; estaba abierta. No pude dejar de sorprenderme al contemplar la morada del padrote, pues era mucho más modesta de lo que me imaginaba. Entre las cuatro paredes que algún día fueron blancas, pero que ahora estaban renegridas por el humo del tabaco y el polvo acumulados durante años, sólo había una mesa cubierta con un tapete verde, junto a dos sillas de madera, una cómoda con un viejo tocadiscos y unos cuantos vinilos. También había, medio oculto en la penumbra, un modesto catre. El Rey estaba sentado en una de las sillas contando dinero. Alto y fornido, tenía un físico juvenil. Sin embargo, su mirada, más melancólica que feroz, parecía la de un hombre cercano a la cuarentena. Llevaba una camisa blanca convenientemente arremangada para mostrar un par de antebrazos poderosos y velludos, cuyas muñecas lucían sendas esclavas de oro. Sentado junto a él estaba el contralor del reino, un sujeto algo entrado en carnes, vestido con una curiosa playera negra que llevaba dibujado, a la altura del pecho, un brazo con el puño cerrado y un reloj. Aquel personaje algo calvo, bigotudo y con unas patillas descomunales me resultaba familiar. Lo había visto en más de una ocasión tomando botana con cervezas en el Encrucijada Veracruzana. Si no me falla la memoria, sus amigos lo apodaban Mr. X.

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
Mr. X / Summer into winter 17/07/2006
"Sí, soy yo. Y ya habéis llegado" les dije. "Somos los asesinos melancólicos, los piratas de la tristeza, llevamos años llorando la pérdida y la ausencia. En el antebrazo llevamos la marca, y vosotros la habéis dibujado en vuestra espalda. El tiempo no corre en balde, por lo que ahora os toca jugar la partida. Aquí tenéis las dos sillas donde os vais a sentar, sobre el tapete tenéis las herramientas: un lápiz y un bloc de notas" Advertí una cierta ansia en los dos visitantes recién llegados, por lo que quise reducir el impacto del juego proponiendo beber un poco de vino. Abrir la puerta poco a poco es lo que quise hacer y ni yo mismo sabía por qué estaba allí. Siempre pensé que estaba en el medio, y ahora me tocaba aplicar lo que tantas veces me había tocado hacer. "Se trata de dibujar y escribir cualquier signo premonitorio. Todo ha transcurrido en estos meses, deberéis hacer un esfuerzo por recordar los pequeños indicios, en ellos está la clave..." Cerré la puerta y guardé la llave en el puño. Miré el reloj y éste marcó la medianoche. "La Ballena nada cerca de vosotros". Pensé en ti, Chuso, tuve que irme corriendo sin poderte decir nada, porque supe que mi lugar estaba aquí. En este sitio no se sufre, es ningún sitio, y está envuelto en fieltro.

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
Chuso Ordi 17/07/2006
Y sin embargo, supe que el fieltro era naranja y que sonaba esta canción grabada en un viejo cassette ya olvidado. Fueron necesarios 20 años de looping para entenderlo...


_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
Mr X / Open house 27/07/2006
Seguí con el puño cerrado guardando la llave, y seguí mandándote la señal. Hasta que no pude seguir la huella, hasta dejar de ver mis propios pies. Y me perdí en la cuneta esperando el automóvil blanco. Suffragette/375Km/Radio.gif___29kb

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
Arturo Belano 21/08/2006
Para este momento de la historia, hay dos versiones distintas. De acuerdo con la de Ernesto San Epifanio, Mr. X nos recibió con un discurso pronunciado con un acento español que, ahí, en el sangrante corazón de la ciudad de México, parecía llegar de otra galaxia. Éstas son las palabras que, según mi amigo, pronunció el contralor del reino: “Somos los asesinos melancólicos, los piratas de la tristeza, llevamos años llorando la pérdida y la ausencia. En el antebrazo llevamos la marca, y vosotros la habéis dibujado en vuestra espalda. El tiempo no corre en balde, por lo que ahora os toca jugar la partida.”, dijo. Sus palabras, a la vez enigmáticas y bellas, sonaban extrañas en la boca del esbirro más fiel del Rey de los Putos. Su lenguaje no parecía el de un proxeneta sino el de un sensible poeta urbano o un criminal ilustrado. Después de todo, en medio del estiércol también crecen las flores.

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
Arturo Belano 21/08/2006
Creo que las palabras que Ernesto San Epifanio atribuye a Mr. X sólo pueden haber sido producto de una alucinación o de un sueño. Hasta donde recuerdo, Mr. X nunca dijo nada semejante y dudo que jamás se hubiese atrevido a hablar antes que su patrón. Estoy seguro de que el padrote fue el primero en tomar la palabra. Con una fingida benevolencia que, lejos de ser tranquilizadora, provocaba terror, se felicitó por la llegada de Ernesto San Epifanio, a quien calificó de súbdito sumiso y siervo fiel. Evocó las noches en las que mi amigo había ofrecido su cuerpo al Rey de los Putos y en las que, por tanto, había contraído una deuda eterna con él. Después habló del compromiso, del honor y el respeto, del orden que es necesario mantener y de las órdenes que hay que obedecer. Al Rey hay que cumplirle, dijo, porque el Rey representa la ley, la justicia, el placer y el dolor. Hay que respetar las deudas contraídas con el Rey, porque si no, ¿a quién chingados vamos a respetar?, añadió con una voz que resonó como el tañido de una campana de bronce. Ernesto San Epifanio intentó defenderse. Habló de desenfreno. Habló de alcohol, de drogas y de cuerpos que se atraen. Se justificó negando la posibilidad de que un par de noches de sexo fuesen suficientes para que alguien pudiese tomar posesión del cuerpo de otra persona. Yo no soy tu esclavo, le dijo Ernesto San Epifanio al Rey de los Putos, sin poder reprimir una risilla nerviosa.

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
Arturo Belano 21/08/2006
Tú eres mi puto esclavo, dijo el padrote. Yo soy tu puto esclavo, respondió una voz que emergió del fondo de la habitación. Dirigí mi mirada hacia la cama que se entreveía en la penumbra. Y, descubrí, no sin sorpresa, que en ella reposaba el cuerpo de un sujeto sobre cuya presencia no había reparado hasta entonces. Se trataba de un personaje extraño, que a primera impresión parecía un niño con un cuerpo de adulto o, más bien, un enano sobredimensionado. Acurrucado entre las sábanas sucias, nos miraba con unos inexpresivos ojos de vaca que parecían los de un retrasado mental o un drogado. Me acerqué a la cama para contemplar mejor a aquel ser inquietante y monstruoso. Y comprobé que sudaba copiosamente, víctima de la fiebre. Tenía el rostro pálido, como el de los moribundos, y los labios lívidos, como los de los muertos.

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
Chuso Ordi 25/08/2006
Las conversaciones en los chats suelen ser palabras que desaparecen entre los pixeles de la pantalla, sin más trascendencia que la exposición de lo bueno o malo que llega a ser uno mismo de manera siempre virtual y habitualmente anónima. Puede haber un nivel óptimo de auto conocimiento y de auto reflexión. Incluso leyendo al interlocutor, podemos llegar a conclusiones universales sobre la condición humana, unas veces más frívolas y otras más intensas, pero conclusiones inmediatas al fin y al cabo, que se desvanecerán o permanecerán según nuestro grado de implicación o motivación en la historia planteada. Esta vez, Mr X estuvo presente en la sala donde se produjo el cruce. Nadie advirtió en un principio, incluso los dos extraños invitados, alertados a cualquier mínima señal, que un misterioso chat estaba abierto en la pantalla del ordenador, justo en la mesa izquierda, donde la penumbra se hacía cada vez más densa, solamente iluminada por el haz del monitor y sonorizada con las palabras roncas de un extraño ser protegido por unas sucias sábanas. Uno de los invitados se acercó a él y le escuchó decir: "Puedo ser tu esclavo, puedo ser tu rey, puedo apretar el botón y desaparecer, puedo hacer que duermas o despiertes a mi voluntad, pero si no entras dentro del espejo, nunca lo sabrás" . Sonó entonces un timbre en la computadora: una nueva entrada en el chat se estaba produciendo...

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
Arturo Belano 26/08/2006
¿Quién es ése güey?, pregunté. ¿Quién eres tú, cabrón?, rugió el Rey de los Putos. Soy un joven poeta chileno, dije yo, sin reparar en lo ridícula que sonaba tal afirmación. ¿Un joven poeta?, rió el padrote, ¿un joven poeta?, rió Mr. X detrás de él. ¿Y a qué se debe el honor de contar con tan digna presencia en mi humilde reino?, preguntó su majestad con una media sonrisa en la boca, mientras acariciaba con la mano izquierda la esclava de oro que ornaba su brazo derecho. Vengo a rescatar el cuerpo de Ernesto San Epifanio. Ojalá que tengas un plan, dijo el Rey de los Putos, porque si no lo tienes, les vamos a dar fierro a todos ustedes hasta que revienten y vamos a lanzar sus cadáveres a los perros. El padrote dejó escapar una risa atronadora.

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
Mr X / Static Fields 23/10/2006
(2004) "Estuve años escondido, bajo la mesa. Pensé tantas veces salir de casa... pero pocas veces me atreví a dar el paso. Quizás sería algo digno de estudio en un psicoanálisis, pero en esta cápsula apenas hay tiempo como para valorar la situación. Constantemente me pregunto: "cómo llegué hasta este punto?". Hay veces que lo mejor hubiese sido desaparecer, y así lo intenté hacer en tantas ocasiones. Dejé pasar el tiempo, guardé los enseres útiles en el cajón, al lado de la puerta de salida, con la vana esperanza que algún día podría utilizarlos de nuevo.... y ese día llegó. Ocurrió de repente, sin previo aviso, aunque en mi interior sabía que algún día podría ocurrir; el inframundo no suele ser el mejor de los sitios posibles, pero sin embargo te alimenta lo suficiente como para recuperar la energía perdida en tantas mañanas de sol, detrás de las cortinas, viendo la actividad frenética de la calle y sin atreverse a salir. En esta casa, en esta habitación, el calendario se había parado, y ahora que he vuelto, después de la aventura, aún me sigo preguntando cómo pude aguantar tanto tiempo aquí metido. Aún estoy llorando, maldiciendo el momento en que en alguna parte de mi cerebro se decidió no despertar durante todas esas décadas. Ya no se puede volver atrás, ya no hay devolución posible. Y así fue cómo mudé de piel..."

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
Chuso Ordi 30/10/2006
Volví a encontrarme a Mr. X en el ascensor, de bajada a los pisos inferiores. "Mudé de piel varias veces, como una serpiente" me dijo volviendo a pulsar el botón más inferior que encontró en la pared de aluminio. Volvía verlo de nuevo, después de mucho tiempo ausente, ya no era el mismo, era aún peor... aún más oscuro que la última vez, aún más barrigón que la última vez, aún más afilado que la última vez, un cuchillo apunto de clavarse en la herida profunda y abierta. Y no sé por qué, me sentía aún más cómodo. Hablaba con el asesino, estaba junto al psicópata, encerrados en un metro cuadrado y bajando lento hacia las profundidades del edificio. "Una vez te dije: llévame lejos. Y esto es lo más lejos que llegué, qué felicidad volver al puto origen" balbuceé tanto como mis ánimos me dejaron. "Abandónate, no pagues más al enemigo. Te dije que siguieses devolviendo los obstáculos, pero ya veo que no lo hicistes, no me creistes ni una sola palabra" me dijo, con las manos removiendo algo en los bolsillos de su grueso abrigo. "Accedo a tu viaje. Si esto es lo que querías, aquí lo tienes multiplicado por tres!" "Ahora empiezas a gustarme...". Nos miramos a los ojos de nuevo, sonreimos y seguimos bajando piso a piso, más abajo del garaje, más abajo de lo que nadie hubiese sospechado jamás. Jamás.



_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
Chuso Ordi 30/10/2006
Me hubiese gustado bajarme en la primera planta, allí donde los empleados salen a las siete de la tarde en las últimas horas de sol cuando todavía es otoño, donde el aire de la ciudad se hace denso y donde hay luces de colores esperando el ocio de la gente. Pero seguimos bajando y bajando... Mr. X me miraba firme y me apretaba las manos: "¿Hubieses preferido unas vacaciones? ¿Hubieses preferido una vida nueva? piensa que arriba dejas el ruido, dejas la comida infectada que te han brindado durante décadas, dejas las demandas continuas de eficiencia. Mira, ahora estás viendo las tuberías del inframundo, allí transita la sangre de las cloacas. En ese otro lado puedes ver las madrigueras de las ratas, y los túneles de las hormigas. Y si te esfuerzas, verás petrificadas las páginas de los cuadernos de dibujo que olvidastes en la calle un día. Pero seguiremos bajando... aún hay más plantas a las que descender"

 

FIN ...